Crimen de Villa Gesell: "No me siento bien" dijo Ventura al ser liberado

Martes 21 de enero de 2020 | 23:09hs.
Policiales
Pablo Ventura lloraba desconsolado y se tapaba el rostro. "No tenés de qué ocultarte", le dijo su padre a modo de consuelo mientras lo acompañaba hacia el auto en el que se retirarían de la DDI de Villa Gesell. El joven, que resultó ser el onceavo detenido por el homicidio de Fernando Báez Sosa, fue liberado este martes a la noche debido a que la fiscal no encontró ninguna prueba que lo vincule al crimen.

Fernando fue asesinado a golpes este sábado a la madrugada por un grupo de rugbiers que lo acorraló a la salida del boliche Le Brique de Villa Gesell. Al ser detenidos, señalaron a Ventura como el responsable.

Sin embargo, el remero de Zárate negó haber ido a la ciudad balnearia ese fin de semana. Y la investigación no encontró ningún elemento que lo contradiga.

Pablo salió de la dependencia policial y caminó frente a las cámaras que lo esperaban. "No me siento bien", sólo atinó a decir el joven al que se lo notó muy angustiado. "¿Estás bien, corazón?", trataba de calmarlo José María su papá. "Está hecho mier..., no pensé que estaba así", les dijo a los periodistas que intentaban conseguir una declaración del demorado.

En ese momento, se empezaron a escuchar aplausos de personas que respaldaban a Ventura.

"Cuando se enteró de que lo iban a liberar se largó a llorar como un nene, pobrecito", dijo José María y agregó: "Yo tengo una emoción bárbara. Es una injusticia lo que había sucedido".

"Lo que hicieron fue una malicia", dijo sobre la acusación del grupo del rugbiers a Pablo.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina