Del arte, su trascendencia y nutrientes - El Territorio Misiones

Del arte, su trascendencia y nutrientes

Jueves 24 de septiembre de 2020 | 07:01hs.
Bernardo Neumann trabaja en un mural con temática religiosa. | Foto: Sixto Fariña
Por Silvia Godoy

Por Silvia Godoy sociedad@elterritorio.com.ar

Con las manos extendidas manda a dividir las aguas. Dos grandes muros se levantan a los lados encomendados por los vientos. Descubren estas columnas un lecho seco y pedregoso. Un camino sobre lo que poco antes fuera vertiginoso mar.

El gentío asiste al prodigio desde el acantilado. Están ahí, mujeres y varones azorados. Niños, jóvenes, ancianos de frente a la promesa de un futuro sin esclavitud.

El artista los imagina quizás asustados, dubitativos, cansados, pobres y felices, con su fe por todo alimento.

Traza entonces -saltándose en la historia- azules y verdes las olas y blanca la espuma. No pueden verse los rostros pero sí las espaldas encorvadas por el peso del equipaje sencillo, los dedos indicando el horizonte. La dimensión del acontecimiento acerca al presente ecos antiguos.

“El artista debe situarse en el hecho que está pintando. Uno como creativo tiene la imaginación fértil y se deja llevar recreando el momento e intentando sentir y reflejar las emociones que hubiera vivido si hubiese estado ahí o empatizando con esa gente que protagonizó esos días”, cuenta Bernardo Neumann sobre su proyecto en proceso, un mural acerca del éxodo del pueblo de Israel, en la Iglesia Evangélica Luterana, ubicada en la calle Amalia Vera 4033, de Posadas.         

El artista plástico, que cumplió 67 años el martes, desplegará su obra sobre los lados y todo el altar mayor del templo en una tarea que le requerirá al menos un mes más.

“Lo importante para un artista es la empatía para poder transmitir en lo que uno hace un sentimiento, una emoción, una reacción. No hay que tener miedo de cómo lo tomará el público si uno hace las cosas con amor. Sea que a la gente le guste o no le guste una expresión artística, lo que no puede generar una obra es indiferencia. Ahí sí estamos en problema, cuando una obra no llama la atención de nadie es que es intrascendente”, define.

Para el caso de intervenir en una iglesia, lo mueve aportar “un elemento más para que quienes se acercan a rezar, a meditar, a pensar puedan lograr esa conexión espiritual que buscan. Eso es lo que  intento hacer aquí y en otras obras que pinté en estos lugares de paz que son los templos y más en estos tiempos difíciles”.

La pintura avanzada en un 60% le permite al plástico integrar a su composición elementos lúdicos, “es un trabajo con cierta complejidad el mural, en un momento me tomó tiempo resolver. Ahora sí ya me estoy divirtiendo, estoy jugando con la pintura. Estoy imaginando que en una situación de estas hay una madre que reta a su hijo para que no se aleje de ella y más allá hay otra persona que grita que alguien está por caerse. Cosas que se me ocurren que pudieron pasar en esa misión de tanto peligro”.   

Humanidad
Acerca del boceto relata que todo fue ideado por él y que la comunidad religiosa le dio plena libertad para trabajar: “Yo me ofrecí para pintar el mural, ya había un mural mío aquí, pero sentí que cumplió su ciclo. Y en este tiempo tan especial que estamos viviendo en el país y en el mundo en cuanto a la salud, a la situación económica social, pensé en Moisés como líder político y quise mostrarlo con toda su humanidad y también como relata la Biblia en su conexión profunda con Dios”.

Esta imagen se extiende por una superficie de 3,40 por 2,70 metros y en otra pared similar representará al profeta  haciendo brotar agua de las piedras por mandato de Dios para la protección de su pueblo.

“Yo siento en Moisés a un líder político, un personaje histórico que existió y que sirvió a su comunidad, no le motivaban riquezas o éxitos, le movía su fe y sus ansias de libertad. Y lo pienso en el desierto a cargo de mucha gente, con muchos problemas, y los enfrentó todos. Yo soy una persona de fe y con estas obras quisiera también transmitir el mensaje de que es posible conectarnos desde el arte con la espiritualidad y encontrar un sentido a las cosas”.

Nacido en Colonia San Alberto, cercana a Puerto Rico, en una familia de chacareros sin feriados, Neumann -hoy jubilado de la universidad- continúa produciendo arte en su taller y en espacios colectivos. “Tengo muchas ganas de hacer cosas, esta cuarentena para mí fue productiva porque no dejé de pintar, aunque, claro, como a todos, muchos proyectos no pudieron ser, tenía planeados varios viajes y certámenes que no se dieron”, sostiene.

Luego de finalizar este mural se dedicará a otro en la iglesia de su pueblo natal con ayuda de su hermano Manuel Emilio y tiene pendiente el encargo de un amigo para representar la gran montaña suiza Matterhorn.  

El hacer
Cultiva -dice- una admiración por la diversidad de culturas y dos pasiones: la pintura y el ciclismo.

En mitad del templo iluminado por el sol de la mañana, apenas audible una melodía venida de Europa del Este solemniza el movimiento de las manos delineando una silueta. “Viajar, nutrirse de las culturas, conocer a la gente y su vida cotidiana, sus costumbres, su manera de hablar, su música, es importante para un artista. Un artista no se puede quedar con lo que ya aprendió, un artista es un observador y un generador de ideas todo el tiempo”, reflexiona y añade: “Por suerte pude viajar mucho y ver bastante y quiero conocer muchos lugares nuevos. Estas dos pasiones que tengo, la pintura y andar en bicicleta, se nutren entre sí y me enriquecen. En bicicleta ves la naturaleza desde su interior, se descubren colores, sensaciones, ando en la bicicleta todos los días unas horas y esos paseos, ese andar me permiten observar, registrar paisajes, matices, situaciones. Los ciclistas tenemos respeto por la naturaleza, no arrancamos una flor y esa conciencia, esa armonía con el entorno sustenta mis pinturas”. 

Perfíl

Bernardo Neumann
Pintor
Nació en Colonia San Alberto, Puerto Rico, Misiones, el 22 de septiembre de 1953.
Es artista plástico y docente. Sus obras coloridas -con elementos de distintas corrientes- llevan el sello de la naturaleza y la vida cotidiana, componen colecciones museísticas y privadas del país y del mundo. Pintó numerosos murales en espacios colectivos.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina