“El teletrabajo puede ser una oportunidad para el turismo” - El Territorio Misiones

“El teletrabajo puede ser una oportunidad para el turismo”

Viernes 7 de agosto de 2020
El diputado nacional valoró la nueva ley como un principio de orden.
Daniela Cortés

Por Daniela Cortés Corresponsalía Buenos Aires

El diputado nacional Hugo Yasky está convencido de que la flamante Ley de Teletrabajo, aprobada la semana pasada en el Congreso de la Nación, puede ser una oportunidad de crecimiento para algunas áreas específicas del mundo laboral argentino. Y en ese sentido destacó al turismo como uno de los sectores que puede beneficiarse con la nueva legislación.

“Creo que el universo del turismo, que es primordial  en provincias como Misiones, puede aplicar muy bien para desarrollar emprendimientos de todo lo relacionado a la promoción, venta y gestión de servicios turísticos a través de la modalidad del teletrabajo. Porque para ofrecer o vender un paquete turístico no es necesario estar desde una oficina y el trabajador lo puede hacer desde su casa”, explicó a El Territorio el diputado, que integra la comisión de Legislación del Trabajo, donde nació esta iniciativa legal.

En ese sentido, Yasky destacó que “actualmente se puede hacer la reserva de pasajes o contratación de hoteles o de todo tipo de servicios turísticos a través de una conexión a internet. Ya no se necesita ir personalmente a una oficina para contratar esos servicios  y por lo tanto los operadores de este rubro pueden implementar sus negocios haciendo uso de esta nueva ley que entrará en vigencia cuando termine la pandemia”.

Además del sector del turismo, el diputado Yasky también mencionó al sector de las telecomunicaciones, el comercio, las actividades financieras y de seguros, las inmobiliarias y la educación superior como campos en los cuales se espera una expansión de la modalidad del teletrabajo.

En el plano educativo, que es el fuerte de Yasky en su condición de secretario general de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) y ex titular de la Central de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera), dijo que “el teletrabajo se instalará con mayor fuerza en la educación superior, donde el proceso de enseñanza-aprendizaje no necesita tanto de la presencialidad, que por el contrario es  fundamental en la educación primaria y secundaria”.

El legislador, que integra el bloque del Frente de Todos, señaló que “la pandemia de coronavirus obligó a muchos sectores a implementar esta forma de trabajo que significa que el trabajador cumpla con sus obligaciones desde su domicilio en vez de trasladarse hasta alguna oficina”, y advirtió que “después de que termine la cuarentena, muchas empresas optarán por seguir bajo esta modalidad, que significa beneficios tanto para el empleador como para el trabajador”.

“Teniendo en cuenta esa realidad  -razonó-, trabajamos para lograr  una ley que ponga un piso de reglas que ordene la situación, que de hecho ya existía antes de la pandemia, pero que en la cuarentena creció considerablemente”.

La flamante Ley de Teletrabajo comenzará a tener vigencia tres meses después de que termine la cuarentena dispuesta por el gobierno nacional. “Esos 90 días justamente fueron pensados para que se pueden adecuar las condiciones necesarias para implementar esta ley y para que los sindicatos puedan consensuar con las organizaciones empresariales las nueva modalidad laboral en el marco de los convenios colectivos que rigen cada actividad”, explicó el legislador.

Con respecto a las críticas que recibió la nueva ley, a la que algunos sectores describieron como un obstáculo para la generación de nuevos puestos de trabajo,  que es justamente lo que se necesita asegurar en etapa de pandemia y sobre todo de pos pandemia, Yasky dijo que “se trata de crítica sin fundamento que buscaba mantener la modalidad del teletrabajo en un espacio vacío de derechos”.

Luego resaltó que la Ley de Teletrabajo establece una serie de derechos para los trabajadores, como la garantía de desconexión digital que asegure la diferencia entre las horas laborales y las que no lo son, o la de contar con el respaldo de las empresas para asegurar los elementos necesarios de trabajo como por ejemplo la conexión a internet y la computadora, porque la realidad de los trabajadores argentinos es dura y hoy no todos tienen en su casa esos elementos”.

Con respecto a la cantidad de trabajadores que actualmente teletrabajan en Argentina, Yasky dijo que “ahora representan un 12 por ciento del universo laboral, pero cuando la ley entre en vigencia estimamos que se duplicará ese porcentaje”.

Yasky también destacó que el método del trabajo a distancia es una tendencia que excede a nuestro país.

“Es una forma laboral que se extendió en todo el mundo y por lo tanto en vez de tratar de frenar algo que es imparable, lo mejor es poner reglas claras para garantizar que los trabajadores argentinos que decidan esta forma de trabajo cuenten con el amparo de una ley”.

En ese sentido, destacó que “la presidenta de la Confederación Sindical Internacional, Sharan Burrow, felicitó recientemente en un encuentro por videoconferencia  al presidente de la Nación Alberto Fernández por esta nueva legislación que ubica al país en el grupo de pioneros en la materia”.

Críticas y pedidos de revisión

La Ley de Teletrabajo, que comenzará a regir 90 días después de finalizado el período de aislamiento social preventivo y obligatorio impuesto por la pandemia de coronavirus, ha dejado un sabor amargo en el empresariado.

Para la Bolsa de Comercio de Córdoba, la normativa “introduce rigideces que no sólo desincentivan el teletrabajo, sino también atentan contra la creación de empleo”.

“La ley local parece estar diseñada para impedir más que alentar el teletrabajo” y “es otro ejemplo de cómo una regulación inadecuada reduce las oportunidades, no sólo de aprovechar los avances de la tecnología y aumentar la productividad, sino también de facilitar la inserción laboral de grupos importantes de la población en condiciones previas desfavorables, tal como son las mujeres y los jóvenes”, apuntó la entidad al diario La Voz de Córdoba.

Uno de los puntos que preocupa a la mayoría de las cámaras e instituciones que se manifestaron en contra de algunas de las disposiciones de la ley es la reversibilidad, que a grandes rasgos introduce la posibilidad de que un empleado que está teletrabajando pueda solicitar volver a trabajar de manera presencial.

“Este artículo haría inviable la implementación de esta modalidad de trabajo, ya que las empresas no pueden disponer de un espacio ‘por las dudas’ en sus lugares de trabajo una vez que el empleado comenzó con las tareas desde su hogar”, explicaron.

En las puertas de una reglamentación, fuentes del Ministerio de Trabajo confirmaron a La Nación que este será uno de los puntos que se revisará.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina