Embarcada en un sueño

Martes 18 de febrero de 2020 | 04:00hs.
Roxana Ramírez

Por Roxana Ramírez deportes@elterritorio.com.ar

Con el boleto a Tokio en mano, la tripulante misionera Lourdes Hartkopf compartió este momento único en el que repasó sus inicios arriba de un Optimist, en la escuela de Vela de Nicolás Dasso en Posadas, a estar a punto de competir en su primer Juego Olímpico y ser la primera deportista de la provincia en decir presente en la máxima cita en esta disciplina.
“Muy contenta y emocionada” fue lo primero que le salió el domingo a Lourdes, con un soplido de felicidad y más relajada, tras completar la última regata en el Sudamericano de Yachting que se realizó en Mar del Plata, en la clase 470, y a sus 24 años logró lo que todos los deportistas anhelan: ser olímpico.
“El año pasado fuimos al Mundial y no se dio, y ahora nos quedaba la última chance”, explicó a El Territorio la posadeña, que navega en el barco junto a la bonaerense Belén Tavella, luego de la cita que se realizó de miércoles al domingo.
“Eran nueve barcos, entre hombres y mujeres. Estuvo complicado porque hubo mucho viento y a nosotras nos conviene poco viento, por un tema de peso y físico, pero la verdad es que estuvo muy bueno, bien organizado, nos ayudó muchísimo para seguir ganando experiencia y entrenar”, se explayó.
La palabra entrenamiento resuena y es que este torneo sólo tuvo el barco de ellas inscripto en femenino en la clase 470 y por ello sólo debían completar las regatas, algo que sucedió con éxito y hubo alivio y algarabía en este dúo que en el primer intento, en su primer ciclo olímpico, terminó con la clasificación los Juegos que se realizará del 24 de julio al 9 de agosto.
Este proceso preolímpico se dio como un torbellino, por un lado Belén, la timonel, buscaba a una tripulante y Lourdes estaba abierta a nuevos desafíos tras su paso por la categoría Láser en la que se navega solo.
“Un día me llamó y me dijo si quería salir a navegar y le dije que sí, inmediatamente empezamos y nunca paramos. Antes navegaba sola en Láser y fue mi primera experiencia de a dos y está muy bueno”, se explayó la misionera.
Sobre el hecho de no tener rivales en el Sudamericano, aunque buscaron el año pasado en el Mundial de Japón la clasificación, Lourdes explicó que “la realidad es que no hay tantos barcos de esta clase en Sudamérica con los que podamos competir porque las brasileñas ya habían clasificado en el Mundial y ahora no habían venido de otros países. Teníamos que correr el campeonato y completar las regatas, pero no es que teníamos una competencia directa, eso nos hizo un poco más fácil”.

¿Cómo te pega en lo emocional saber que vas a estar en Tokio?
Recién estoy cayendo, ya lo sabía en los días previos, pero recién digo ‘wow vamos a ir’ y me pone muy contenta. A la Argentina siempre le fue muy bien en vela y cosechando medallas, así que es una emoción linda.

Además, ya están muy cerca...
No queda nada, ahora volvemos a Buenos Aires y vamos a estar todo marzo ahí hasta mitad de abril que nos vamos a Europa a correr dos campeonatos: entre abril y mayo en La Semana de Hyeres y el Europeo, también en Francia; después en junio iremos para Japón a otro campeonato y, si bien quedaría confirmar esto, ya nos quedaríamos hasta que se inicien los Juegos.

¿Cómo se lo tomó la familia y la gente de Posadas?
Todos chochos, esperando que vuelva para saludarme. En Misiones empecé yachting en la Escuelita de Nicolás Dasso hice todo Optimist; después pasé a Láser y cuando terminé el colegio me vine a vivir a Buenos Aires, acá me recibí de Licenciada en Comercio Internacional, pero nunca dejé de navegar me hice socia del Yacht Club Argentino y seguí navegando ahí; pero siempre estoy con contacto con Nico; la verdad es que voy bastante poco Posadas, fui ahora para Navidad y sólo estuve cuatro días, pero cuando voy más tiempo siempre me doy una vuelta por el club y estoy con ellos.

¿Cómo es un día de unas atletas de alto rendimiento ?
Con Belén vamos al gimnasio de lunes a viernes y después de ahí a navegar mínimo tres horas; y sábado y domingo trabajo en un club como entrenadora… estoy todos los días en el agua.

¿Cómo se llevan con Belén?
Las dos somos bastante tranquila y nos llevamos bien, no tenemos muchos problemas por suerte


Para finalizar, ¿qué objetivos se marcan para estos Juegos?
Más que nada es ganar en experiencia porque digamos pensar en una medalla o un diploma olímpico es muy difícil porque nosotras navegamos juntas hace poco en este barco y todos los demás países navegan hace 10 ó 15 años juntos y es complicado ganarles a ellos. 
Igualmente estamos muy contentas de estar ahí y poder seguir sumando experiencia para futuros proyectos. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina