La Valla más alta para valeria - El Territorio Misiones

La Valla más alta para valeria

Jueves 6 de agosto de 2020 | 05:00hs.
Por la crisis generada por la pandemia de Covid-19 y el aislamiento social que rige en el Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba), la atleta eldoradense Valeria Barón vio la posibilidad de volver sus raíces y regresar a los entrenamientos en la pista del Tinglado Municipal de Eldorado, lugar en el que dio sus primeros pasos en el atletismo y saltó sus primeras vallas.

Hoy ese escenario la tiene más madura y con un objetivo mayúsculo ya que “la clasificación para los Juegos Olímpicos no está tan difícil ahora, porque cambió el sistema de puntaje”, señaló feliz la misionera sobre la posibilidad de ser olímpica.

La modificación que se dio en el sistema clasificatorio de atletismo para la máxima cita, que se iba a hacer este año y se reprogramó para 2021, se basa en que “antes era por marca mínima y ahora es por sumatoria de puntos, sumar puntos es más fácil. Ahora está la posibilidad de darlo todo para llegar a Tokio”, explicó la oriunda del Alto Paraná que hace varios años reside en Buenos Aires y entrena en el Cenard.

La ilusión de Valeria de llegar a los Juegos se incrementó debido a que compartirá entrenador con  la destacada Fiorella Chiappe. “Entreno con mi equipo y ahora se sumó la mejor atleta en 400 metros con vallas de Sudamérica; cuando todo vuelva a la normalidad vamos a trabajar con el mismo entrenador y tenemos muchas expectativas de lo que puede salir del trabajo en conjunto”.

Y ya se motiva con sentimientos de anhelo: “Sería algo hermoso llegar a los Juegos Olímpicos”.

La vuelta a Misiones
En el inicio de la cuarentena la eldoradense se mantuvo entrenando en su departamento en Capital Federal y con respecto a esa experiencia señaló que “fue duro estar en Buenos Aires entrenando en el departamento, tuvimos que reacomodar mucho los entrenamientos con mis entrenadores, pero trabajar en un balcón, subir y bajar escaleras no se parece en nada correr y menos a pasar vallas”.

A lo que la atleta eldoradense agregó que “despertar y saber que tenía que entrenar así era cero motivador, cuando vi la posibilidad de volverme me mandé... aunque me dio un poco de miedo venir y contagiar a todos, en caso de que tenga coronavirus sin saberlo, pero después me di cuenta que haciendo el aislamiento como corresponde no iba a pasar nada”.

Además, para Valeria las ventajas de estar viviendo en Buenos Aires ya no estaban en este contexto. “Me fui de Eldorado por las ventajas que me daba la Capital, pero con este aislamiento no podía ver a mi entrenador y mucho menos ir a entrenar, así que volver fue la mejor decisión que pude haber tomado”.

“La tierra me hace más fuerte”
Ya en casa, con una situación sanitaria mejor y con la habilitación del atletismo para entrenar, la deportista ve como enriquecedor trabajar en Misiones “por una cuestión de que la tierra me hace más fuerte, lo mismo que las subidas y las bajadas, el clima está hermoso y más allá de lo cambiante, venir a tinglado es un placer porque acá di mis primeros pasos y tengo la pista sólo para mí, así que estoy tranquila y puedo entrenar muy bien”.

A la hora de hablar de la relación y forma de trabajar con su entrenador, explicó: “Tenemos mucho contacto con él y vamos viendo cómo me voy sintiendo, ya que él organiza los entrenamientos semanal y mensualmente en base a lo que pretende que consiga, pero siempre se puede modificar según como esté yo. Se cambia para bien cuando puedo hacer más pasadas y tener menos tiempos de descanso, o para mal cuando las pausas no me alcanzan y estoy muy cansada y me quiero ir. Pero generalmente cumplo todo lo que me manda”.

Para finalizar, Valeria compartió que se enfoca en cumplir con este plan a distancia aprovechando los circuitos naturales que le otorga el verde en la provincia. “Estoy aprovechando este parate para mejorar en mis debilidades, tengo falencias en lo aeróbico y estamos trabajando en eso, en Misiones tengo un montón de lugares para salir a correr  y me puedo dar ese lujo”.

De esta manera la atleta multipremiada a nivel nacional, mundialista junior en 2014, bronce en el Sudamericano de Lima el año pasado en la posta nacional y octava en los Juegos Panamericanos también en Perú, tiene un regreso feliz a su tierra, con la valla bien alta en cuanto a objetivos y disfruta a su vez de la  posibilidad de compartir más tiempo con sus seres queridos. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina