Repensar contenidos

Domingo 31 de mayo de 2020 | 06:00hs.
Griselda Acuña

Por Griselda Acuña Editora de Actualidad

La pandemia obligó a nuevas formas de vida en sociedad, teniendo como premisa el aislamiento social. Luego de más de dos meses, Misiones busca su retorno a la “nueva” normalidad con la flexibilización de la cuarentena, caminatas recreativas, apertura de la actividad comercial, y reuniones familiares. Todo es bajo estricto protocolo sanitario. A medida que pasa el tiempo, los otros sectores se van preparando para el retorno. 
Y en esa línea, está la escuela. Los docentes están frente al desafío de la enseñanza no presencial, atendiendo las necesidades de los alumnos y también de sus familias. Cada quien desde su lugar hace lo que puede con las herramientas que tiene, desde llevar tarea a los chicos casa por casa, clases vía Zoom o tareas por WhatsApp. 
El coronavirus dejó “al descubierto la desigualdad en la que vivimos” en Argentina, sostuvo días atrás el presidente Alberto Fernández. El acceso a la tecnología y a la conectividad es una de esas grandes desigualdades.
Sin embargo, ante contextos adversos se impone la vocación docente. Los maestros encuentran la manera de atender y contener la demanda y ahora tienen por delante otro compromiso: establecer estrategias para el regreso. ¿Cómo será el reencuentro? ¿Cómo harán para nivelar los contenidos en el aula? ¿Cómo se evaluará al alumno?
Se van tejiendo opciones y estrategias. La Escuela 904 ubicada a ocho kilómetros del casco urbano de San Pedro, por ejemplo, se abrazará a la experiencia del plurigrado. Es decir, apuntar al trabajo individual o grupal, dentro de un mismo grado. Esta táctica de enseñanza se utiliza en las aulas satélites cuando los docentes están frente a un plurigrado y los niños son agrupados por el grado que cursan.
“La escuela tal como la conocíamos por un tiempo no será posible”. La frase le corresponde al ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, en una entrevista exclusiva con El Territorio. El planteo supone un trabajo de readaptación de los contenidos teniendo en cuenta la particularidad de este ciclo lectivo, un primer semestre con dictado no presencial.
La única provincia que elaboró su propio protocolo y ya lo elevó a las autoridades nacionales para que lo evalúen es Jujuy que anunció que sus escuelas volverán a estar abiertas a partir del 15 de junio. Todo el resto del país aun no tiene fecha de inicio de clases.
En Misiones, se maneja la posibilidad de que reabran las escuelas después del receso de invierno, previsto por calendario escolar entre el 13 al 24 de julio. Además, la Provincia tomó la decisión de no calificar con notas ni promoción el tiempo que se extienda el aislamiento social preventivo y obligatorio.
Las escuelas rurales podrían ser las primeras en abrir sus puertas por dos motivos: tienen pocos alumnos y están ubicadas en lugares donde no se registraron casos de coronavirus. “Es una de las posibilidades que estamos evaluando con las provincias, una apertura segmentada que comience en las zonas alejadas de los centros urbanos donde no haya habido circulación viral. Pero la decisión final la tomará cada jurisdicción”, sostuvo Trotta.  
“La acreditación de los contenidos por año y grado escolar van a ser reorganizados pensando en las metas de aprendizaje que se prevén desde los Núcleos de Aprendizaje Prioritarios (NAP) y los indicadores de progreso de aprendizaje, tomando en cuenta que las áreas no son vistas solamente en el año específico sino en el ciclo que corresponda, por lo cual si es necesario reforzar saberes posteriormente se extenderá por el mismo ciclo”, explicó el titular de la cartera educativa en la provincia, Miguel Sedoff y agregó: “En cuanto a séptimo grado esos ejes sobre los NAP nos permiten pensar en contenidos y habilidades necesarias para la continuidad en el nivel secundario”.
Consultado sobre qué porcentaje de matrícula estiman que está siguiendo o alcanzando el dictado de contenidos respondió: “No es un dato que tengamos en este momento porque es imposible saberlo, lo que sí sabemos es que el 92% de los estudiantes está en contacto constante con su escuela y sus docentes”.
Antes de que el gobernador Oscar Herrera Ahuad declarase, el 12 de marzo, la emergencia sanitaria y epidemiológica por brote de dengue y riesgo de coronavirus, la comunidad educativa estaba compuesta por 400 mil estudiantes y 33.248 educadores, en los niveles: inicial, primaria, primaria de adultos y secundaria en la provincia de Misiones. 
En las próximas páginas, los educadores plasman algunas ideas que se irán materializando al acercarse la fecha tan esperada: el regreso a las aulas. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina